Retos para el mercado inmobiliario en 2019

El mercado inmobiliario en México comenzó el año 2019 con una gran incertidumbre respecto a los retos que podría enfrentar. No es para menos, ya que 2018 fue un año de muchos cambios socio-políticos, nacionales e internacionales. Ejemplo de ello, es el cambio de gobierno, uno de los factores que afectará la venta de casas al menos en el primer semestre del año. Sin embargo, también se prevé que 2019 sea el año de consolidación para el mercado inmobiliario en México.

Álvaro Cepeda, Fundador y COO de TrueHome, nos comparte su opinión sobre cuáles son los retos más representativos para el mercado inmobiliario en México este 2019:

“El mercado inmobiliario en México ha vivido largos periodos de bonanza, con plusvalías sólidas y fuertes incrementos de precios. Esto se ve reflejado, sobre todo, en las grandes zonas urbanas del país, donde las propiedades son costosas”. -Álvaro nos comenta que derivado de esta situación, el reto más importante a enfrentar, es la disparidad entre los ingresos de la gente y el valor de las propiedades:

“La gente gana poco en proporción al precio de las casas por lo que, en la mayoría de los casos, para comprar una casa se requiere de financiamiento. De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del INEGI, del total de ocupados en México, solo un 4.2% de los trabajadores gana poco más de 13 mil pesos, y tan sólo el 13.7% en la Ciudad de México”.

Respecto a las tasas de interés de los créditos hipotecarios, Álvaro ha llegado a la conclusión de que “por ahora, se han incrementado poco (CAT noviembre 2017 a noviembre 2018 tuvo un incremento de 0.05% según cifras del Banco de México), y son similares al mismo periodo del año pasado, sin embargo, el aforo que hoy dan los bancos es menor. Es decir, si alguien obtenía un crédito hipotecario a principios de 2018 con su sueldo, índice de riesgo, edad, plazo del crédito, entre otros, el banco podía otorgarle un crédito del 90% del valor del inmueble. Ahora, siendo la misma persona, podría recibir un crédito hipotecario por tan sólo el 50% del valor de la propiedad”.

“Esto implica que los bancos mantienen la tasa pero se arriesgan menos en relación a la garantía hipotecaria. Además, con cada punto porcentual que baja una tasa de interés, implica que una persona podría llegar a comprar una casa hasta un 10% más cara. Por lo tanto, es necesario analizar cómo se comportan las tasas de los bancos”.

Por otro lado, es necesario contar con inventario de casas que sean atractivas para la nueva generación de millennials, y de esta forma, tenga más sentido financiero comprar una casa.

Otros artículos que podrían interesarte