En la actualidad existen diversos temas que pueden ser complicados de entender si no estás relacionado con el derecho o los bienes raíces, es momento de que leas este artículo para saber qué es un comodato.

Sin embargo, con la información correcta podrás saber a qué se refieren las personas al hablar sobre este tema en particular.

¿Qué es un comodato en derecho?

Es importante saber que es un comodato y de acuerdo con el artículo 297 estipulado en el Código Civil Federal:

El comodato es un contrato por el cual uno de los contratantes se obliga a conceder gratuitamente el uso de una cosa no fungible, mientras que el otro contrae la obligación de restituirla individualmente.

Una cosa no fungible es aquello que no puede ser reemplazado por otro, debido a que sus características lo convierten en algo único en su tipo.

El comodante es el dueño del objeto o bien inmueble y el comodatario es la persona a la que se le hace entrega del bien inmueble u objeto en forma de préstamo. 

qué es un comodato
Unsplash

Este es uno de los trámites gubernamentales más comunes para asociaciones sin fines de lucro que buscan un lugar donde desempeñar sus actividades; y por eso se preguntan qué es un comodato.

¿Cuál es la diferencia entre comodato y arrendamiento?

Como ya se mencionó anteriormente, el comodato es un contrato por el cual el sujeto activo, comodante o propietario se obliga a ceder el uso de un bien, mientras que el sujeto pasivo contrae la obligación de restituirlo al término del periodo estipulado.

Esto significa que es un contrato gratuito, consensual, bilateral y traslativo de uso de una cosa no fungible.

Se establece como contrato gratuito debido a que no hay provechos y gravámenes recíprocos, exclusivamente el comodante sufre los gravámenes y el comodatario percibe los beneficios. 

Gracias a que es un contrato bilateral se derivan derechos y obligaciones para ambas partes contratantes. Es un contrato traslativo de uso, esto quiere decir que no transfiere ni el dominio ni el goce del bien.

Mientras que un arrendamiento por regla general, en la ley y en la doctrina extranjera se le reserva el nombre de arrendamiento a aquel contrato que recae sobre inmuebles.

El contrato de arrendamiento tiene ciertas características, entre ellas podemos encontrar que es un contrato nominado, consensual, bilateral, oneroso, conmutativo, de tracto sucesivo y formal. 

Es un contrato nominado debido a que su denominación se encuentra taxativamente establecida en el Código Civil. Gracias a que se perfecciona por el mero consentimiento sin que requiera la entrega del bien se considera consensual. 

Las obligaciones correlativas hacen de este un contrato bilateral, y oneroso al estipular los provechos y gravámenes.

Cabe señalar que los contratos de arrendamiento son de tracto sucesivo debido a que se encuentran prolongados en el tiempo, es decir, son utilizados por un tiempo específicamente determinado. 

Este tipo de contratos deben realizarse de forma escrita, la falta de dicha formalidad se imputará al arrendador. 

¿Para qué sirve un comodato?

Es necesario dejar en claro que es un comodato y la utilidad que puede llegar a tener. 

Un comodato sirve para diferentes cosas o situaciones, por ejemplo, sirve para los objetos de colección que son utilizados para exhibiciones (cuadros, estatuas, joyas).

Otro uso que se le pueda dar al comodato es en los bienes, el dueño puede ceder el lugar para  el uso pero no el título de la propiedad. 

¿Cuáles son las responsabilidades de ambas partes y cuál es la duración del acuerdo?

Parte importante de conocer qué es un comodato es informarte de las responsabilidades, por eso al firmar un comodato se deben cumplir con ciertos derechos y obligaciones previamente establecidos en las cláusulas del acuerdo. El contrato del comodato debe incluir los siguientes documentos para que pueda ser válido:

  1. Características específicas y dirección exacta de la cosa prestada. 
  2. Datos completos del comodatario y comodante.
  3. Documentos que avalen la titularidad del bien por parte del comodante.
  4. Declaración expresa de la voluntad del titular de ceder el bien.

La persona que recibe el préstamo (el comodatario) tiene las siguientes responsabilidades y obligaciones: 

  1. Conservar el bien como suyo y hacerse responsable del deterioro que pueda ocurrirle. 
  2. Responder patrimonialmente ante la pérdida del bien si se ha dado un uso indebido o por un plazo de tiempo mayor al estipulado. 
  3. Si no hay una fecha acordada para la entrega de la cosa, el comodatario debe devolver la cosa prestada al momento en que el comodante así lo solicite. 

Dentro del contrato el comodante tiene la responsabilidad de: 

  1. Cubrir los gastos que se hayan generado por la conservación y el mantenimiento de la propiedad. 
  2. Si los gastos son exhaustivamente grandes, el comodante debe reembolsar el monto completo al comodatario.

 Las cláusulas establecidas en el contrato tratan sobre:

  1. Fechas exactas de la entrega y devolución. 
  2. Fecha de entrega para que comience a tener un uso.
  3. Causales de recesión de contrato.
  4. Establecimiento de los gastos que se generen a partir del mantenimiento, impuestos o pagos por servicios.
  5. Finalidad de la cosa prestada y sus límites de uso.

De acuerdo con el Código Civil Federal, título séptimo del comodato, existen diversos factores que pueden surgir cuando se establece la duración del plazo, los siguientes artículos muestran algunos de estos factores.

Artículo 2511

Si no se ha determinado el uso o el plazo del préstamo, el comodante podrá exigir la cosa cuando le parecieren este caso, la prueba de haber convenido uso o plazo incumbe al comodatario. 

Artículo 2512

El comodante podrá exigir la devolución de la cosa antes de terminar el plazo o uso convenidos, sobreviniéndole necesidad urgente de ella, probando que hay peligro de que esta perezca si continúa en poder del comodatario.

Artículo 2515.

El comodato termina por la muerte del comodatario.  

Conclusiones

Existen contratos que son poco conocidos y el comodato es uno de ellos, ahora que sabes que es un comodato, podrás sacar provecho a futuro si es que posees alguna cosa no fungible. 

Es importante reconocer que este contrato es gratuito y solo necesitaras de un buen asesor legal para que todo el proceso se lleve a cabo de la mejor manera posible.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar