Todos tenemos grandes sueños; pero para cumplirlos es necesario establecer metas claras y realistas. Podemos decretar que somos abundantes; pero primero debemos de conocer cómo aplicar la planeación financiera de forma personal y entonces la abundancia llegará. 

¿Qué es la planeación financiera? 

La planeación financiera es un análisis de una persona acerca de sus finanzas personales para definir y trazar objetivos a mediano plazo; es decir, es la elaboración de un presupuesto en función a los recursos existentes para garantizar la vialidad y lograr los objetivos.

planeación financiera

Foto de Karolina Grabowska en Pexels

La planeación financiera te permitirá analizar la rentabilidad económica y financiera de tus ingresos y gastos encontrando el balance.

La triste realidad es que establecer metas no es algo que sea muy habitual en nuestra rutina.

Las metas te hacen cambiar para crecer y los cambios son mejores por vocación que por obligación. Antes de las crisis modifica tus hábitos y lograrás conseguir un mayor bienestar; comienza con establecer tus objetivos financieros. 

¿Cómo realizar una planeación financiera?

Vamos paso por paso para realizar una adecuada planeación financiera 

Establece objetivos claros y realista identificando su prioridad

La pregunta medular es ¿qué quieres conseguir? ahorrar para comprar una casa, viajar o invertir tu dinero. Posteriormente define exactamente una cantidad para alcanzar ese propósito. 

Señala una serie de actividades para realizar y alcanzar tu objetivo, es necesario determinar la prioridad para conseguir tu meta. 

Analiza tu situación financiera actual 

Para hacer una adecuada planeación financiera es necesario identificar tus ingresos, gastos tanto fijos como variables; además de cuánto vale tu patrimonio neto, pueden ser en inversiones u otros bienes; así como también el dinero disponible en tu cuenta bancaria. 

Define también la periodicidad de tus gastos incluyendo la categoría de entretenimiento y diversión.

Hemos escuchado de los famosos gastos hormigas; los cuales no suelen ser tan favorables siempre y cuando no los identifiques y sean recurrentes. 

Coloca la categoría de diversión y entretenimiento porque aunque puede sonar como una actividad que deberías de evitar; la realidad es que salir con tu familia y amigos a disfrutar de una rica velada te hace sentir muy bien y te permite retomar energías para continuar con tus metas. 

Cuando tienes por escrito los ingresos versus los gastos con categorías y prioridad, lograrás fácilmente visualizar los odiosos gastos hormigas y las necesidades que debes de cumplir para alcanzar tus objetivos; así como los rendimientos reales de tus inversiones.

Establece el plan de acción según tus finanzas personales

El siguiente paso de la planeación financiera es definir qué acciones deberás tomar para alcanzar tus metas.

Por ejemplo: reducir un 20% de los gastos mensuales o bien incrementar los ingresos por 2000. Es indispensable colocar el valor monetario o el porcentaje. 

Realiza una estimación de ingresos y gastos 

También es importante dentro de la planeación financiera realizar una estimación de los posibles escenarios que se pueden suscitar; es decir, coloca un apartado en el cual señala los imprevistos como pérdida de empleo, incluso herencia recibida.

Considera también el “colchón emergente”, el fondo de emergencia para solventar las situaciones inesperadas. 

Establece el plazo de tu planeación financiera 

Realiza un cronograma el cual logres señalar el orden de prioridad para los objetivos que quieras alcanzar. Puedes segmentarlos a corto plazo en lapsos de 1 a 2 años, plazo medio de 2 a 5 años y a largo plazo de 5 años en adelante. 

Ten en cuenta que todos los objetivos deben alinearse para cumplirlos y no deben de interponerse.

Por ejemplo, si adquieres un hogar con un crédito hipotecario en el corto plazo; entonces este objetivo no debe impedir el pleno cumplimiento de las metas a mediano o largo plazo. 

Establecer presupuesto 

Para realizar una planeación financiera funcional es necesario elaborar un presupuesto realista y adaptado completamente a tu estilo de vida. Destina 30 minutos y revisa tus gastos desde tus créditos hipotecarios, préstamos personales, alimentación, colegio, etc.

Tips para mejorar tus finanzas personales

Para cumplir con los objetivos de la planeación financiera debes aplicar buenas prácticas como las siguientes: 

  • Evita comprar por impulso. Compra únicamente lo consideres necesario.
  • Hazlo tú mismo. El fascinante mundo de la web nos brinda diversas opciones para aprender de forma fácil, práctica y sencilla acerca de reparaciones para el hogar y muchas cosas más..
  • Analiza los meses sin intereses. Es una buena forma de comprar; sin embargo debes analizar las condiciones de cada compra. 
  • Evita pagar solo el mínimo de tus tarjetas de crédito. Dile adiós a las deudas y paga más del mínimo para desaparecerlas poco a poco, puedes comenzar por la tarjeta de crédito que tenga una tasa de interés más alta. 
  • Conoce más acerca de finanzas personales. La educación debe ser una constante en nuestra vida y el tema de la economía es vital para lograr tus objetivos. 

 Una opción sugerida es el libro de economía para andar por casa. Contiene una narrativa sencilla   acerca de diversos aspectos de la cotidianidad financiera de las personas. 

Conclusiones 

Si tu carro no es el último modelo, déjalo así.

Serás más feliz, si comienzas a realizar una planeación financiera y estableces metas para construir tu patrimonio con inversiones que te hagan crecer tu dinero cómo comprar una casa con las facilidades que te brindan los créditos hipotecarios y conseguir mayor bienestar para ti y tu familia. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar