Si vas a comprar, vender, invertir o simplemente alquilar una propiedad; los indicadores inmobiliarios te pueden ayudar a tomar mejores decisiones. La palabra indicador te puede sonar como un término muy técnico y complejo; sin embargo, es muy fácil utilizarlo en el mercado inmobiliario. ¡Descúbrelo! 

¿Qué son los indicadores inmobiliarios?

Los indicadores inmobiliarios son procesos o técnicas; cuya finalidad es medir los diferentes elementos y operaciones del mercado en bienes raíces.

Por ejemplo, la fijación de precios, valoración y percepción de la zona, incluyendo los servicios que ofrece.

indicadores inmobiliarios
Pexels

Son mediciones que simulan escenarios de cómo se encuentra el mercado generando expectativas para la toma de decisiones. Identifican mejores momentos para vender o comprar; así como también miden el impacto de los servicios públicos y realizan una valoración acerca de la calidad de vida que ofrece la zona. 

¿Qué factores influyen en los indicadores inmobiliarios?

Los elementos que impactan a los indicadores inmobiliarios son la tasa de interés, inflación y tipo de cambio. 

  • Tasa de interés: Es la cantidad de dinero que se representa por medio de un porcentaje para los distintos tipos de financiamiento. De forma fácil y práctica es el uso del dinero.
  • Inflación: En términos prácticos son los precios inflados; es decir, un aumento sostenido de los precios de bienes y servicios. 
  • Tipo de cambio: Es la relación que existe entre las monedas; es decir, cuántas monedas de una se necesita para obtener otra diferente o de otro país. 

¿Qué indicadores inmobiliarios debes considerar si quieres rentar, comprar o vender una propiedad? 

Identifica tus necesidades reales y toma decisiones de acuerdo a los siguientes indicadores inmobiliarios.

  • Plusvalía
  • Price To Income
  • Time on Market (ToM)
  • Rentabilidad Bruta de Alquiler (RBA) 
  • Price To Rent (PToR).

La plusvalía es uno de los indicadores inmobiliarios más conocidos; el cual logra medir las expectativas del mercado en un período largo; así como los rendimientos generados. La plusvalía considera los siguientes factores:  

Calidad de vida y servicios que ofrece la zona

La ubicación es un elemento fundamental porque determina el nivel socioeconómico de la zona; además se añade todos los servicios que rodean a la zona; oferta educativa, laboral, supermercados, servicios de salud y los espacios recreativos. 

Proyección e infraestructura urbana 

Otro factor muy importante, es considerar el dinamismo económico de la zona; así como las oportunidades que ofrecen en cuestiones comerciales y de trabajo. Si te encuentras cerca de un parque industrial o corporativos; sube la plusvalía del lugar. 

También se consideran los proyectos futuros respecto a la infraestructura urbana; así como nuevos servicios del lugar. La infraestructura urbana engloba las redes eléctricas, sistemas de agua potable, servicios de recolección de basura y telecomunicaciones, entre otros. 

La alcaldía Cuauhtémoc tuvo un incremento de 105.00% por metro cuadrado gracias a toda la oferta educativa, entretenimiento y los servicios de transporte. 

Servicios públicos y privados 

El bienestar conlleva tener ciertos servicios como: Centros comerciales, sitios de interés cultural y de entretenimiento, iglesias y hospitales. 

Otro de los indicadores inmobiliarios es el Price To Income, que te ayuda a elaborar un presupuesto realista, porque determina el número de años que debes de ahorrar para comprar una propiedad tomando en cuenta la totalidad de tus ingresos. 

El Time on Market (ToM) te permite medir el tiempo estimado de espera antes de concretar la operación de compra-venta. 

Para saber cuál es el momento adecuado para invertir en una propiedad; puedes utilizar otros de los indicadores inmobiliarios: La Rentabilidad Bruta de Alquiler (RBA) y el Price To Rent (PToR).

El Price to Rent te permite saber el número de años que necesitas para adquirir una propiedad si pagas renta. La Rentabilidad Bruta de Alquiler te permite obtener una estimación para identificar la rentabilidad de una casa o un departamento, con la finalidad de ofrecer posteriormente la propiedad en alquiler. 

Recomendaciones para comprar o invertir en propiedades

Haz bien tus números: Realiza un presupuesto realista y si te decides por algún tipo de financiamiento, identifica tu capacidad de endeudamiento; la cual no debe de rebasar el 30 % de tus ingresos totales. Lo ideal es contar con un ahorro para afrontar los pagos inesperados. 

Analiza con lupa las propiedades: Solicita la asesoría de una empresa inmobiliaria para conocer todo el proceso de compra-venta, incluyendo todos los trámites legales y administrativos que debes de saber para hacer una buena inversión. 

Camina por la zona, descubre todos los servicios y comodidades que la rodean; así como también la antigüedad del edificio, su estado de conversación y factores externos como la seguridad. 

Analiza el financiamiento: El mejor crédito hipotecario es el que se adapte a tus finanzas personales. Revisa minuciosamente las comisiones, seguros, la letra pequeña; pero también la grande y pregunta si tienes dudas. 

Toma de decisiones slow: Invertir en tu nuevo hogar o simplemente adquirir una propiedad para construir un patrimonio; implica buscar, analizar y verificar que todo se encuentre en orden. Toma decisiones tranquilamente para elegir lo mejor. 

Conclusiones

La finalidad de los indicadores inmobiliarios es orientar para lograr una toma de decisiones adecuada. Son mediciones que ayudan a establecer el tiempo y dinero para saber cuáles son las mejores opciones para invertir. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar