¿Has pensado vender tu casa, pero anunciarla te está costando trabajo?, las imágenes o fotografías de una casa son pieza clave para poder venderla. Por eso hoy te contamos sobre la fotografía arquitectónica.

Antes de adentrarnos en el mundo de la fotografía y en específico de la fotografía arquitectónica para vender tu casa vamos a mencionar algunas definiciones de este tema.

Ya que si nos enfocáramos directamente en la categoría de fotografía inmobiliaria habría muchos huecos que necesitaremos llenar para comprender bien cómo la fotografía es una parte importante al momento de poner en venta una casa o propiedad.

En este artículo hablaremos de la fotografía arquitectónica, daremos su definición, algunos consejos sobre la toma de fotografías con esta técnica y después nos enfocaremos en la fotografía arquitectónica que te ayudará a vender tu casa.

fotografía-arquitectónica

Qué es la fotografía arquitectónica

La fotografía arquitectónica es una disciplina de la fotografía que se encarga de capturar espacios y elementos diseñados por el hombre.

Los elementos pueden ser del exterior de edificios, casas, parques o construcciones de diferentes tipos, pero también se puede enfocar en la captura de elementos y detalles de interiores de construcciones.

Tipos de fotografía arquitectónica

La fotografía arquitectónica se divide a su vez en 3 categorías que resumiremos a continuación

  • Fotografía de paisaje y exteriores
  • Fotografía de arquitectura con composición abstracta
  • Fotografía de interiores
  • Fotografía de paisaje y exteriores – La fotografía arquitectónica de exteriores sirve para mostrar la fachada de la construcción, así como el entorno. Esto es muy importante pues aporta el contexto del espacio en el que se encuentra la construcción.
  • Fotografía de arquitectura con composición abstracta – Este tipo de fotografía arquitectónica es el más artístico pues la composición de la foto se guía por el ojo subjetivo del fotógrafo y genera imágenes profundas, gracias a la dinámica entre texturas y patrones que resalta el fotógrafo.

Si la fotografía arquitectónica se concentra en resaltar la realidad de las estructuras, el enfoque abstracto busca mostrar algo más allá de lo que ve el ojo, es decir, un contenido oculto a simple vista y con alto nivel estético.

  • Fotografía de interiores – Este tipo de fotografía arquitectónica se enfoca principalmente en el interior de las construcciones. Para dominar este tipo de fotografía es importante tener buen manejo de la luz, esto te permitirá proyectar el ambiente del lugar y dar profundidad al espacio. 

La fotografía de interiores es uno de los más comunes para promocionar venta de casas, promoción de negocios como restaurantes, hoteles, etc.

La fotografía arquitectónica requiere esfuerzo para lograr capturar los espacios y construcciones tal cual se ven en la realidad. 

Para tomar una buena fotografía arquitectónica es necesario valerse de diversas herramientas y para un fotógrafo profesional esto no debería ser un problema, pero para quienes no tenemos experiencia en este tipo de captura debemos valernos de algunas herramientas para lograr los mejores resultados.

Equipo para fotografía arquitectónica 

Según vayas aumentando tu experiencia, podrás usar nuevas herramientas de apoyo. Sin embargo, hay algunas muy prácticas que te ayudarán a capturar lo que desees mostrar de la casa que quieras vender.

Cámaras

Cámara réflex full frame

Como lo que se va a capturar son objetos y espacios de gran tamaño, tu cámara réflex necesita tener un sensor de amplio rango dinámico, esto te será de mucha ayuda. Debes usar este tipo de cámara con los objetivos adecuados para cada composición. 

Cámara de banco óptico

Antes de la llegada de las cámaras digitales, estas eran las únicas cámaras con las que se podían tomar fotografías arquitectónicas. Los movimientos que se obtienen con su montaje permiten corregir las líneas y las fugas en la captura, esto es muy importante para la fotografía arquitectónica.

Cámara micro 4/3

Esta cámara cuenta con un sensor más pequeño que una cámara full frame, pero lo suficientemente grande como para tomar buenas capturas con fotografía arquitectónica. Esta es una buena opción para quien inicia en este ámbito de la fotografía. Sumando objetivo de calidad, esta cámara te permitirá tomar excelentes fotografías.

Tripié

El tripié o trípode es una herramienta de gran ayuda para la fotografía arquitectónica. Utilizarlo en conjunto con un control remoto, te servirá de mucho en espacios con poca iluminación o para poder capturar largas exposiciones, con el fin de capturar la luz ambiente.

Los tripiés con rótula de bola son los mejores en estos casos, ya que puedes situar la cámara en diferentes ángulos y posiciones. 

Objetivo 

Si vamos a capturar estructuras como edificios o casas, debes saber que lo mejor es utilizar objetivos o lentes de tipo gran angular. Sin embargo, debes prestar atención en el milimetraje para evitar las distorsiones características de este tipo de ópticas. 

Para estos casos se recomienda usar objetivos descentrables, también conocidos como tilt shift. Estos te permiten mejorar la perspectiva de la imagen y evitan que la estructura fotografiada aparezca distorsionada.

Nivel de burbuja

En la fotografía arquitectónica es importante mostrar los espacios desde una perspectiva frontal y plana. El nivel de burbuja es una herramienta simple, pero eficiente que te ayudará a mantener la cámara paralela al suelo y capturarás adecuadamente todas las líneas de la estructura. 

Flash

Aunque es mejor poder aprovechar la luz natural para fotografiar los interiores, habrá ocasiones donde no la tendremos a nuestra disposición. 

Para estos casos es necesario tener un flash que nos permita no solo mostrar el entorno, sino también dar profundidad a la estancia que se retrate y resaltarás los detalles. 

Filtro polarizado

Los filtros polarizados son una buena herramienta para evitar reflejos inesperados en los cristales. También te permitirán aumentar el contraste entre el edificio y el cielo (si se hacen capturas de exteriores).

Es un accesorio simple, pero que en la práctica puede ser de gran ayuda.

5 Consejos de fotografía arquitectónica para vender tu casa

Todas las fotografías que muestres de tu propiedad son la principal herramienta con la que cuentas en el proceso de vender tu casa, pues sirven para despertar el interés de cualquier posible comprador. 

Por ejemplo, cuando un cliente potencial encuentra el anuncio de tu casa en venta por internet, lo primero que ve a detalle es la foto. Por eso es muy importante saber cómo tomar fotos de inmuebles, así podrás sacarles el mayor provecho posible. 

Aunque ya mencionamos algunas de las cámaras que son ideales para este tipo de fotografías para vender tu casa, no es necesario contar con la mejor cámara del mercado para lograr que tu fotografía inmobiliaria parezca hecha por un profesional.

Si tomas en cuenta los consejos que te daremos a continuación, vas a aprender a tomar buenas fotos de manera sencilla y con las herramientas que estén a tu alcance. Con buenas fotos arquitectónicas de exteriores e interiores de tu propiedad lograrás vender tu casa más rápido.

1. Tu mejor fotografía debe ser la destacada

Cuando publiques el anuncio de tu casa en venta tienes que destacar una fotografía, esta será la que aparezca primero y de mayor tamaño así que tienes que prestar más atención a esta imagen. 
El objetivo es llamar la atención, para eso tienes que elegir la foto donde se muestre  la estancia más llamativa, que por lo general es la sala o la cocina.

Si la parte más llamativa de tu casa es de los exteriores, la mejor imagen suele ser la fachada o  incluir el jardín. Al tratarse de una imagen exterior, intenta tomar la foto un día con buen tiempo.
Si sientes que ninguna fotografía exterior merece ser la destacada, intenta mostrar la cocina, esta es una de las partes de la casa que más conexión emocional genera en un comprador. 

2. Incluye varias fotos de cada parte de la casa

Es casi imposible que en una sola foto aparezcan todos los rincones de la casa, sobre todo los espacios grandes. Por eso es mejor hacer todas las fotos necesarias para cubrir todos los espacios.

De esta forma el cliente potencial podrá darse una idea de cómo es la vivienda. No es necesario que tomes una infinidad de fotos, en posiciones diferentes, por qué si no resultará muy repetitivo.

3. Toma una buena cantidad de fotos

Siguiendo con la idea del punto anterior, toma al menos 2 fotos de cada parte de la casa, incluidos los baños. De esta forma el posible comprador podrá ver distintas perspectivas y dar una mejor idea de cómo es la casa.

No debes saturar a la persona que está viendo el anuncio por lo que no necesitas tener 5 fotos por habitación. Lo que importa es la calidad de las fotografías de tu anuncio, no la cantidad.

4. Incluye fotografías del exterior y de la zona

Es importante que si la propiedad se encuentra en un condominio o en un conjunto de viviendas lo mejor es capturar los exteriores, la fachada y algunas buenas fotos de la zona o del entorno. Todos estos detalles le dan valor a la casa.

Así, quien vea tu anuncio, sabrá cuál es el entorno en el que se ubica y qué posibilidades tiene para llegar o si le conviene adquirir esa propiedad.

5. Procura que la casa aparezca ordenada

En muchas ocasiones hay quien vende su casa amueblada y agrega fotos con la casa toda desordenada, con objetos fuera de lugar y hasta sucia. Es muy importante tomar fotos reales pero con elementos ordenados dentro de la casa.

Conclusiones

Ahora que conoces algunos tips sobre cómo tomar la mejor fotografía arquitectónica solo tienes que poner manos a la obra. Verás que teniendo fotografías arquitectónicas atractivas, te resultará más rápido vender tu casa. 

Recuerda que en TrueHome by Loft podemos asesorarte para vender o comprar una casa con ayuda de especialistas inmobiliarios, puedes visitar nuestro blog para más consejos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar