Vivir en la gran Ciudad de México es toda una experiencia, sin embargo, a veces los habitantes de la capital mexicana necesitan un descanso fuera de ella, respirar aire puro y olvidarse del tránsito y el caos de sus grandes calles. 

Es por ello que a veces se buscan algunos lugares cercanos a la capital para poder distraerse y hacer cosas que no se hacen con frecuencia. Muchas personas suelen escoger bosques cerca de CDMX para respirar un poco de aire puro y relajarse.

5 Parques cerca de la CDMX

Aunque parece imposible por el gran caos que hay en la capital, existen muchos bosques cerca de la CDMX, que se encuentran a poco tiempo en automóvil, incluso en transporte público y que te ayudarán a darte un respiro, o bien, desestresarte de la gran urbe.

Te presentamos algunos de ellos, para que cuando gustes, agarres una maleta con lo necesario, te pongas ropa cómoda y emprendas la huida hacia ellos:

parques cerca de CDMX
pexels

1. Parque nacional Desierto de los Leones

Si buscas propiedades en Ciudad de México con bosques cerca de CDMX, al poniente de la capital, se encuentra uno de los pulmones verdes más famosos y cercanos a ella. Este punto contiene grandes hectáreas de bosques frondosos que proveen de oxígeno y humedad a la ciudad.

Además, a lo largo del año es refugio de más de 90 especies de aves migratorias y el hábitat de varias especies endémicas de mamíferos. También puedes relajarte y dar un agradable paseo, o aprender su historia y visitar su ex convento cubierto por una pátina añeja rodeado por el bosque.

Igualmente, puedes visitar el Museo de Emiliano Zapata, el Arroyo Agua de los Leones, las ermitas y la capilla de los secretos.

2. El Ajusco

Otro de los bosques cerca de CDMX que puedes visitar es el famoso Ajusco, que se encuentra a una hora 20 minutos del centro de la capital.

Este tiene 9.2 kilómetros de bosque en donde se pueden realizar diversas actividades, como senderismo. Aquí hay 9 rutas para practicar esta actividad, entre las que destacan Pico del Águila; Valle del Tezontle y Circuito Ajusco, entre otras.

También puedes practicar gotcha, alpinismo, motocross, renta de cuatrimotos, bicicleta de montaña o incluso, hacer un pícnic con tu familia o amigos, para disfrutar de este hermoso lugar.

Si lo prefieres, también puedes comer en alguno de los lugares que se encuentran en El Ajusco, en donde puedes degustar diversos antojitos mexicanos.

Dentro del Ajusco, se encuentra el volcán Xitle, donde se puede practicar espeleología, trekking y bicicleta de montaña.

3. Bosque de Tlalpan

Otro de los bosques cerca de CDMX a los que puedes acudir para relajarte, es el Bosque de Tlalpan, ubicado precisamente en esta alcaldía, al sur de la capital.

Se encuentra a poco menos de media hora del centro de la capital. Aunque es más pequeño que los antes mencionados, pues cuenta únicamente con 252 hectáreas, eso no quiere decir que sea menos especial o que no tenga motivos para ser visitado.

Aquí puedes acudir para correr, practicar ciclismo, e incluso suele ser sede de competencias de caminata o de velocidad. O si lo prefieres, puedes acudir a practicar senderismo, pues cuenta con una ruta de 8.7 kilómetros que se puede recorrer en aproximadamente 2 horas con 21 minutos.

O si lo prefieres, puedes ir solamente a caminar tranquilo, disfrutar de sus hermosos paisajes y respirar un poco de aire fresco rodeado de sus frondosos árboles.

4. Los Dinamos

Si buscas uno de los bosques cerca de CDMX, Los Dinamos, al sur de la capital, puede ser otra excelente opción para convivir con la naturaleza y relajarte entre sus paisajes y tranquilidad. 

Este lugar se encuentra a tan solo 35 minutos del centro de la capital. Está en la alcaldía Magdalena Contreras, muy cerca del Ajusco y el Desierto de los Leones, y cuenta con 2 mil 429 hectáreas. Además, este, que es uno de los bosques cerca de CDMX, es considerado área natural protegida.

Aquí podrás encontrar una red de senderos ecoturísticos de 26 kilómetros, en donde se pueden practicar diversas actividades, como bicicleta, escalada, tirolesa, rapel, campismo, pesca de truchas o montar a caballo.

Puedes acudir con tu pareja, con amigos o en familia, y es un sitio recomendado para llevar a los pequeños del hogar para que disfruten de la naturaleza y pasen una tarde de diversión y sano entretenimiento.

El nombre se debe a que ahí se localizan instalaciones de antiguas fábricas textiles, donde se generaba energía eléctrica a partir del agua.

El parque es una franja ecoturística con bosques, cascadas y saltos de agua del río Magdalena, el último río de la Ciudad de México. Además, a sus alrededores hay negocios en los que se puede comer diversos platillos mexicanos, como sopa de hongos, quesadillas, o incluso pulque.

5. Parque Ejidal San Nicolás Totolapan

A tan solo 44 minutos del centro de la Ciudad de México, se encuentra otro de los bosques cerca de CDMX, el Parque Ejidal San Nicolás Totolapan, ubicado entre la alcaldía Magdalena Contreras y Tlalpan, con 2 mil 300 hectáreas de bosque templado.

En este gran bosque puedes encontrar diversas cosas, por ejemplo, 12 rutas, generalmente fáciles, para practicar senderismo, con algunas que van desde los 131 hasta los 1,148 metros de desnivel.

Sin embargo, también puedes practicar otros deportes, como ciclismo o correr alrededor del parque, rodeado de encinares, pastizales y oyameles, característicos del Ajusco.

En este lugar también está permitido organizar campamentos, la tirolesa, escalada en roca, circuitos con diferentes niveles de dificultad para ciclismo de montaña y caminatas de larga duración.

También es un lugar de esparcimiento donde se puede practicar ciclismo, comer trucha, montar a caballo, ir a una granja didáctica y ver diferentes animales como ponis, cabras, borregos, pollos, vacas y animales de crianza.

Incluso, tiene un venadario donde podrás apreciar aproximadamente 40 ejemplares de estos animales. El sitio además es muy económico, pues la entrada la puedes encontrar desde 30 pesos por persona.

Conclusiones

Ahora que ya tienes estas excelentes recomendaciones para disfrutar de bosques cerca de CDMX, prepárate y sal corriendo a disfrutarlos.

No olvides llevar algo de comer, una fantástica actitud, y compañía de alguien con quien disfrutes pasar tiempo, pues de esta forma será más agradable tu visita en cualquiera de estos bosques cerca de CDMX.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar