Si estás a nada de contraer matrimonio, seguramente has escuchado sobre los bienes mancomunados. Es por eso que en esta ocasión te diremos todo lo que necesitas saber al respecto para que al momento de tomar una decisión, estés bien informado.

¿Qué sí y que no en los bienes mancomunados?

Casarse por bienes mancomunados implica pertenecer a un régimen del matrimonio civil en el que las propiedades son de ambas personas con un porcentaje del 50%.

Es decir, si compras una casa a crédito, la deuda es de ambos pero cuando terminen de pagar el inmueble también será de los dos. Esto es algo básico que debes tomar en cuenta en tus finanzas personales.

Foto de Marko Klaric en Pexels

Es importante resaltar que aquellas cosas que hayas adquirido antes del matrimonio por bienes mancomunados no forma parte del acuerdo 50/50 y son propiedad de quien realizó la inversión.

Es decir, si tu pareja adquirió un bien antes de casarse y aún no termina de pagar. Aunque estén casados, ese bien y la deuda sigue siendo de él o ella. Pero, si se adquiere algún tipo de crédito ya casados bajo bienes mancomunados entonces la deuda es de ambos.

Lo anterior no se puede prestar a malas interpretaciones porque para que las deudas sean de ambos, las dos personas deben firmar los contratos. Entonces aunque estén casados bajo el régimen de bienes mancomunados, no te pueden obligar a tener una deuda mutua.

Estar bajo bienes mancomunados tampoco significa que debas compartir las herencias. Si durante el tiempo que estén casados, alguno de los dos recibe una herencia, esta no será de repartición equitativa, es solamente de la persona que lo heredó.

Además, si tienes buena suerte y te ganas la lotería o recibes una donación monetaria importante, tampoco tienes la obligación de compartirla con tu cónyuge. Es decir, no todos los bienes que tengas formarán parte de este régimen. Algunas cosas seguirán siendo tuyas.

Aquellos bienes que sean necesarios para ejercer una profesión u oficio tampoco entran en este régimen compartido. Es decir, si eres médico y necesitas de aparatos especiales para ejercer tu profesión, estos son solo tuyos.

¿Qué pasa con los bienes mancomunados si se divorcian?

Cuando vives bajo el régimen de bienes mancomunados y decides divorciarte, en la separación de bienes ocurre lo siguiente:

1.- Si no puedes probar ante la ley que algún bien es 100% tuyo, ese entrará como parte de la sociedad conyugal.

2.-Existen algunas propiedades que son propias de cada cónyuge entre ellas:

  • Bienes adquiridos antes del matrimonio
  • Herencias o donaciones
  • Bienes que se adquieran con la compra y venta de bienes propios.
  • Objetos de uso personal
  • Objetos que la persona necesita para ejercer su profesión, arte u oficio.
  • Dinero adquirido por premios o donaciones

Antes del matrimonio por bienes mancomunados, se debe hacer una capitulación de la sociedad conyugal de acuerdo al artículo 189 del Código Civil Federal:

  • Lista de los bienes inmuebles que cada persona pondrá en la sociedad conyugal así como su valor.
  • Registro de las deudas que cada persona tenga al momento de contraer matrimonio.
  • Declaración expresa de si los bienes mancomunados abarcarán todas las propiedades o solo algunas.
  • La declaración de quién será el administrador de la sociedad y sus facultades.
  • Decir si los bienes que se adquieren durante el matrimonio son de quien los adquiere o de ambos.
  • Las bases para liquidar la sociedad, es decir cómo se repartirán los bienes en caso de divorcio.
  • Estipular quién será el administrador de los bienes.

Es importante mencionar que si en algún punto de tu matrimonio decides terminar la sociedad conyugal, no es necesario divorciarte. Algunas de las razones por las que puedes terminar con los bienes mancomunados son:

  • Cuando uno de los cónyuges amenaza con disminuir los bienes que la pareja tiene en común.
  • Cuando un cónyuge hace cesión de bienes a sus acreedores o se declara en concurso o quiebra.

¿Qué sucede con las deudas en los bienes mancomunados?

Si deciden adquirir un crédito bajo el régimen de bienes mancomunados tienes que tomar en cuenta que ambos aparecerán en el buró de crédito. Eso significa que si uno de los dos no paga a tiempo o comete un fraude, esto quedará registrado en el buró de crédito de ambos.

Pagar ente ambos un crédito puede ser una buena idea porque de cierta forma se reduce el impacto financiero pero, antes de optar por los bienes mancomunados; analiza si realmente los dos tienen la convicción de compromiso para pagar una deuda.

Conclusiones

Si ya has decidido vivir en matrimonio, toma en cuenta que con el régimen de bienes mancomunados es necesario establecer acuerdos previos que se basen en la madurez de la pareja y en la capacidad financiera de ambos.

En el momento en que opten por el régimen de bienes mancomunados, compartirán algo más que una vida juntos porque tener bienes en común es una gran paso.

Si estás buscando una casa para materializar tus sueños en pareja, acércate a TrueHome para conocer las mejores opciones. Además, podemos asesorarte para que tengas el crédito que más se ajuste a tus necesidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar