Hoy en día el uso de la electricidad es prácticamente imprescindible en el mundo que ahora vivimos, lamentablemente una gran parte de la población aún no está consciente de la verdadera importancia, el tener que ahorrar energía en casa.

La energía eléctrica ha evolucionado a tal grado de llegar a modificar el estilo de vida de las personas, así como también la calidad de esta. Es por esta razón que hay que aprovechar al máximo esta clase de recurso mientras que a su vez se logra su misma preservación.

El ahorrar energía en casa puede valer más de lo que el ser humano común cree, ya que al disminuir el consumo de este servicio dará como resultado a una rebaja de contaminantes provenientes del combustible que se utiliza para la generación de la energía eléctrica.

Básicamente con el solo hecho de ahorrar un poco de energía mediante acciones simples del día a día, además de asegurarse un poco de dinero extra  para algún otro gasto, también se cuida de forma indirecta al medioambiente.

ahorrar energía en casa
Pexels

10 Formas efectivas para ahorrar energía en casa

Muchos usuarios piensan que para llevar a cabo el ahorro de electricidad tienen que modificar su actual modo de vida y esto no es cierto, pues con tan solo la mejora y cambios de simples hábitos se puede lograr mucho con relación a este tema.

Para emplear de una manera eficaz y racional la energía eléctrica se pueden llevar a cabo algunos de los siguientes ejemplos cuyo principal objetivo será el de poder ahorrar energía en casa.

1. Darle un mejor uso a la luz natural

Este es uno de los métodos más fáciles y rápidos que se pueden hacer para ahorrar energía en casa, puesto a que su objetivo es el de poder utilizar al máximo la luz solar que se emite durante todo el día y la mayor parte de la tarde.

Para llevar a cabo este consejo lo único que se tiene que hacer es abrir las persianas, cortinas o ventajas de la vivienda con el fin de que dicha luz artificial sea temporalmente reemplazada por la natural.

También puede contribuir el salir de vez en cuando a los espacios abiertos con el fin de realizar cualquier tipo de actividad recreativa para que de este modo se deje en reposo los aparatos electrónicos de mayor frecuencia tales como la televisión, ordenador, consola, teléfono, etc.

2. Tener una rutina para ahorrar el consumo energético

Siempre es factible la acción de variar nuestra rutina del día a día, pero en este caso se hará con la finalidad de ahorrar energía en casa

Para iniciar este proceso se pueden tomar simples movimientos como apagar las luces cuando no se estén utilizando, secar la ropa mojada o recién lavada con los rayos del sol en vez de la secadora o evitar mantener el refrigerador abierto al momento de tomar algo.

3. Cargar solo lo necesario

Actualmente, el mundo entero se encuentra conectado mediante diversos aparatos, los cuales en algún momento necesitan su respectiva carga para seguir contribuyendo a su función determinada.

Cuando se tenga que llevar a cabo el proceso de carga hacia cualquier artefacto eléctrico es recomendable saber su tiempo definido de carga, esto con el fin de no sobrecargar el dispositivo, mientras que también sirve como un modo de ahorrar energía en casa.

4. Revisión anual de electrodomésticos

La mayoría de los individuos no tienen presente que alguno de sus electrodomésticos del hogar pueden ser capaces de absorber grandes cantidades de energía, por lo que siempre es importante el tenerlos al día con una revisión de mantenimiento mínimo 1 vez al año.

Gracias a este proceso se puede mantener en raya el nivel de energía que estos aparatos consumen durante todo el día, al mismo tiempo se lograra alargar de manera considerable la vida útil de dichos electrodomésticos. 

5. Sustitución de bombillos

Son muchas las personas quienes utilizan las tradicionales bombillas incandescentes debido a su bajo costo, pero casi nadie sabe que las bombillas fluorescentes o las luces del tipo LED son capaces de triplicar la vida útil de estos objetos.

Cabe mencionar que las bombillas antes descritas también cumplen con la función de ahorrar energía en casa, por lo que serían una gran inversión si se piensa a largo plazo, tanto por su larga duración como por el ahorro económico que obtendrás por la cuenta de electricidad.

6. El planchado de todas las prendas una sola vez

Aunque no lo parezca, el planchado de ropa es una de las tareas domésticas que más electricidad consume, esto debido a que se necesita un alto nivel de energía para poder alcanzar la determinada temperatura que se espera.

Una manera de ahorrar energía en casa es enfocándose en poder planchar todas aquellas prendas que se tengan previstas a usar en un solo proceso.

7. Mantener cerrada la puerta del refrigerador

Es muy común el tener que abrir y cerrar el congelador del hogar con el fin de ver que productos comestibles se encuentran allí y si estos se relacionan a algo que te provoque consumir en dicho momento.

Pero no todas las personas saben que la simple acción de abrir y cerrar la nevera en repetidas ocasiones dará como resultado a un desperdicio considerable de energía, por lo que siempre se recomienda pensar antes de actuar. 

8. Ahorrar al momento de lavar

Cuando llega el momento en el que se tiene que lavar la ropa, por lo general, se utiliza demasiada agua, energía y hasta detergente; para que esto no suceda es recomendable elegir la programación de lavado corto y a temperaturas no muy altas.

9. Tapar ollas o sartenes al momento de cocinar

Las personas por lo general tienden a tener el mal hábito de dejar los alimentos expuestos durante su cocción, lo cual retardara su preparación y por ende será una mayor pérdida de gas y electricidad. 

Por esta razón es bueno el poder tapar todas las ollas en las que se esté preparando algo, ya que de esta forma no solo se cocinarán más rápido, sino que también se podrá ahorrar energía en casa.

10. Mantener una temperatura ideal en casa

Si se tiene en consideración el factor improbable que puede tener el clima, este apartado podría ser un poco difícil de cumplir, pero esto no quiere decir que sea del todo imposible, ya que tanto la calefacción como ventilación se les recomienda utilizar solo cuando es necesario.

Smart cities hechas para ahorrar energía

Los avances de la tecnología han llegado a evolucionar a niveles inimaginables hasta al punto de convertirse en una transformación digital para todo el mundo. Gracias a esto, las smart cities se han visto envueltas en el ahorro de energía en casa.

Un ejemplo de esto sería el Ecommerce, el cual se refiere a la compra y venta de productos en línea por parte de los ciudadanos de smart cities cuya finalidad es el poder limitar el número de vehículos en desplazamiento.

Otra de las ventajas que representan son los atractivos alumbrados eléctricos que se activan de forma automática al percibir cualquier tipo de movimiento. Si quieres conocer más del tema, dirígete ahora al siguiente enlace: Smart City: La nueva propuesta inmobiliaria en Querétaro.

Conclusiones

En conclusión, todo aquello relacionado con la energía eléctrica se ha convertido en un nuevo estilo de vida para el planeta entero y sería bueno que lo preserváramos lo más que sea posible tanto para el cuidado ambiental como para el poder ahorrar energía en casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar