El aguinaldo, esa maravillosa palabra que nos inspira y nos saca una sonrisa espontánea cuando la escuchamos; sin embargo poco sabemos de esta prestación de ley; desde conocer cuánto nos toca hasta cómo invertirlo.

¿Cómo se calcula el aguinaldo? 

Para saber cómo se calcula el aguinaldo es importante primero conocer su concepto.

El aguinaldo es un pago obligatorio que los patrones o tu empresa le deben otorgar a sus  empleados durante el mes de diciembre.

Es un derecho que se estipula en la Ley Federal del Trabajo desde el año 1970. Es una prestación a la que no puedes renunciar y se debe de pagar obligatoriamente a más tardar el 20 de diciembre.

La Ley señala que los trabajadores tienen el derecho a 15 días de sus salario como pago de aguinaldo después de haber cumplido un año laborando dentro de la misma empresa; si aún no cumples el año tendrás derecho solo a una parte proporcional.

aguinaldo

Lo anterior significa que el aguinaldo que se pagaría para un trabajador que tiene medio año en una compañía es únicamente de 7.5 días por esta prestación. Sin embargo existe una parte oscura y tétrica alrededor de esta prestación y es que tampoco queda exento de los impuestos. 

Quizás no sea tan grave… descúbrelo y checa si aplica en tu caso: 

¿Cómo saber en qué casos el aguinaldo no paga impuestos? 

Las gratificaciones que se pagan a los trabajadores quedan exentas de impuestos solo si no rebasan los 30 días de aguinaldo del salario mínimo; es decir no debe ser superior a la cantidad de 2,103 pesos mexicanos. 

El peso hace la diferencia, si sumas un solo peso, entonces aplica el impuesto Sobre la Renta (ISR) que oscila un rango entre el 3 y 32% dependiendo de los ingresos. 

Revisa la siguiente tabla y comprueba si debes pagar impuestos: 

Los siguientes ejemplos se refieren a trabajadores con más de un año en la misma compañía y pagando 15 días de aguinaldo que marca la Ley; sin embargo también existen empresas que llegan a pagar 30 días por esta prestación, como los bancos. 

Sueldo Aguinaldo ISR 
11,000 5,500 725.6
12,000 6,000 832.4
13,000 6,500 939.2
14,000 7,000 1046
15,000 7,500 1,152.80
18,000 9,000 1,473.20
20,000 10,000 1,686.80
25,000 12,500 2,445.37
30,000 15,000 3,033.37
35,000 17,500 4,619.10
40,000 20,000 5,369.10
45,000 22,500 6,119.10
50,000 25,000 6,869.10

El pago de esta prestación puede realizarse en 2 partes en mutuo acuerdo con el trabajador, la primera se paga antes del 20 de diciembre y la segunda puede extenderse hasta el siguiente año durante el mes de enero. 

Ningún argumento es válido ante la Ley para que la empresa no te pague el aguinaldo; en caso de presentarse alguna situación en la cual la compañía no quiera pagar en tiempo y forma esta prestación, puedes recurrir ante la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (Profedet) en caso de incumplimento. 

La PROFEDET es una dependencia cuya finalidad es proteger los derechos de los trabajadores ante la autoridad laboral. 

¿Quiénes no tienen derecho al aguinaldo? 

Los trabajadores que laboran bajo el concepto de honorarios no podrán percibir esta prestación. Si existe una subordinación laboral de forma permanente con la empresa y que el trabajador cumpla con 8 horas diarias teniendo un lugar fijo; en este caso podrá recibir el aguinaldo

Los trabajadores eventuales sí tienen derecho; aunque solo la parte proporcional; así mismo los comisionistas tendrán derecho a cobrar el aguinaldo calculando el promedio diario de las percepciones del último año y multiplicarlo por 15. 

Los trabajadores con incapacidad y permiso de paternidad podrán recibir su aguinaldo completo, incluso los trabajadores que renunciaron voluntariamente a su trabajo tienen derecho a cobrar su parte proporcional correspondiente al tiempo que laboraron para la empresa. 

Cuando un trabajador muere, la familia podrá recibir esta prestación si existe un pliego testamentario en la empresa; en caso contrario, los familiares deben acudir a la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje para gestionar dicho trámite.  

¿Cómo invertir tu aguinaldo? 

Cuántos años han pasado y sigues comiéndote las 12 uvas y soñando con cambiar de casa, esto se trata de tomar acción, planear y cumplir metas.

Comienza por establecer objetivos realistas. Invertir tu aguinaldo es una de las mejores formas de crecer tu dinero y construir tu patrimonio. 

  • Invierte tu aguinaldo: Elabora un presupuesto familiar y realiza un plan de ahorro; además puedes investigar las nuevas facilidades para adquirir créditos hipotecarios y utiliza el aguinaldo para el enganche de una casa. 
  • Deposita en tu Afore: Realizar un ahorro voluntario conlleva a un rendimiento y además es deducible de impuestos. 
  • Contratar un seguro: Adquirir un seguro es una protección que te brinda tranquilidad y certeza de bienestar para tu familia. 

Conclusiones: 

Dale un giro a tus finanzas personales y haz rendir tu aguinaldo. Planea y ejecuta una mejor forma de celebrar la Navidad con dinero destinado a construir un patrimonio sólido que conlleve a un bienestar para ti y tu familia. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar