5 edificios antiguos en la Ciudad de México

Vivir en la Ciudad de México te da la oportunidad de adentrarte en la cultura de México. Esta ciudad cuenta con edificios con arquitectura que aún permanece vigente, y a pesar de ser muy antiguos, siguen inspirando arte e historia a través de sus muros.

La arquitectura de los edificios históricos, con hasta 500 años de antigüedad, ha pasado a formar parte de la narrativa de la vida diaria de los habitantes de esta moderna ciudad, sobre todo en la zona Centro.

¿Cuáles de estos edificios antiguos has visitado? ¿Sabías que fueron construidos hace tantos años? Te invitamos a conocer un poco de su historia y arquitectura.

La Catedral Metropolitana de la Ciudad de México

Seguramente si vives en la Ciudad de México, o la has visitado, conoces este emblemático y reconocido edificio ubicado en el Centro de la Ciudad. Su historia comienza con la Iglesia Mayor edificada sobre el Templo de Quetzalcóatl, poco después de la Conquista, bajo órdenes de Hernán Cortés. En 1573 se empezó a construir como la conocemos hoy en día, sin embargo, se inauguró hasta 1813 y fue finalmente terminada en 1873. Se construyó de acuerdo a los planos del arquitecto español Claudio de Arciniega pero debido al largo periodo de construcción participaron muchos de los arquitectos más importantes de la época, como Manuel Tolsá, quien fue el encargado de diseñar y concluir las fachadas y campanarios.

Articulo-22-Catedral.png

Palacio Nacional

Otro de los edificios más emblemáticos y antiguos es Palacio Nacional, también ubicado en el Centro de la Ciudad y actualmente sede del Poder Ejecutivo Federal de México. Con cerca de 4000m2 de construcción, es uno de los edificios gubernamentales más grandes del mundo. Hernán Cortés lo mandó a construir en 1522 sobre el Palacio de Moctezuma y funcionaba como su segunda residencia. En su diseño se encuentran elementos neoclásicos, barrocos y neocoloniales, siendo su aspecto actual resultado de la última ampliación en la segunda década del siglo XX, cuando se agregó el tercer nivel.

Palacio de Minería

Este edificio ubicado en la calle de Tacuba, del Centro Histórico, es actualmente un museo que pertenece a la Facultad de Ingeniería de la UNAM. Fue diseñado y construido de 1797 a 1813 por el arquitecto español Manuel Tolsá, considerado el máximo exponente de la arquitectura neoclásica en México, para albergar el Real Seminario de Minería. El Palacio de Minería fue uno de los primeros edificios diseñados para la enseñanza de la minería y la metalurgia. Durante la primera mitad del siglo XIX permaneció cerrado e incluso fue propuesto como residencia de Maximiliano de Habsburgo. Fue hasta 1867 que recobró su vocación original convirtiéndose en la Escuela Especial de Ingenieros por casi cien años, albergando también el Colegio de Minas y el Instituto de Física de la Universidad Nacional Autónoma de México. Hoy en día en sus instalaciones se imparten cursos y diplomados de temas nacionales e internacionales. También cuenta con un importante acervo cultural impreso en la Biblioteca Antonio M. Anza y con el Museo Manuel Tolsá.

Articulo-22-Mineria.png

Colegio de San Ildefonso

El Colegio de San Ildefonso se fundó en 1583 como resultado de la fusión de los Seminarios de San Bernardo, San Miguel y San Gregorio. En 1618 empezó a funcionar bajo el Patronato Real otorgado por Felipe III, estableciendo el Real y más Antiguo Colegio de San Ildefonso. Entre 1867 y 1989 fue sede de la Escuela Nacional Preparatoria de la UNAM. Cuenta con diversos murales realizados por los más destacados muralistas artistas del muralismo mexicano. En la actualidad es uno de los ejemplos barrocos más sobresalientes de la arquitectura civil de la Ciudad de México. El objetivo de sus instalaciones es presentar exposiciones nacionales e internacionales y aportar a la difusión de la cultura y el arte.

Alameda Central

Aunque no es un edificio, la Alameda Central tiene una mención especial por ser el jardín público más antiguo de México y de América. Forma parte del paisaje urbano de la Ciudad de México desde 1574 cuando el virrey Luis de Velasco ordenó crear “un paseo para darle belleza a la ciudad y que fuera lugar de recreo para sus habitantes”. Se trajeron olmos blancos y negros de Coyoacán para su construcción. En 2012 la Alameda Central fue rehabilitada para inaugurarse de nuevo. La remodelación incluyó la mejora de parques, la plantación de nuevos árboles y la restauración de fuentes y del Hemiciclo a Juárez.

Articulo-22-Alameda.png

Comprar una casa o departamento en la zona Centro de la Ciudad de México tiene muchos beneficios, entre ellos, estar rodeado de arquitectura, tradiciones e historia. En TrueHome encuentras las mejores opciones de inmuebles para encontrar tu hogar ideal en esta zona.

Otros artículos que podrían interesarte